“Muchas mujeres científicas nos dedicamos a la Ciencia. Pero en un momento de nuestras vidas nos preguntaron si nos íbamos a dedicar a hacer ciencia o a tener hijos, que era lo uno o lo otro. Ella es un ejemplo de que es posible”, reflexiona la Dra. Daniela Rebolledo, investigadora del Centro de Envejecimiento y Regeneración de la Universidad Católica, Centro UC CARE Chile, al referirse a la doctora Sarah Gilbert, una de las líderes del equipo que desarrolla la vacuna contra el Covid-19 en la Universidad de Oxford y a la cual conoce muy bien, y así lo comenta en una publicación efectuada este jueves 23 de julio en el diario Las Últimas Noticias.

La doctora Rebolledo expresa que para Sarah Gilbert su red de apoyo fue fundamental para trabajar. “Esas redes pueden ser las mismas familias o los amigos. Se puede”, enfatiza la también investigadora del Centro de Excelencia en Biomedicina de Magallanes, CEBIMA.

Rebolledo cuenta en el reportaje de LUN sobre la historia de esta científica que está tras la vacuna de la Universidad de Oxford, que quedó embarazada de trillizos cuatro años después de ingresar al área de vacunas como investigadora postdcotoral. Y ante la falta de recursos económicos para pagar una Sala Cuna, tuvo que acordar con su marido que él se hiciera cargo de las guaguas para que ella pudiera seguir con su trabajo en la universidad.

También relata que los trillizos crecieron, todos estudian bioquímica y son voluntarios en el estudio clínico de la vacuna diseñada en parte por su madre. En el reportaje, la Dra. Rebolledo expresa que la científica inglesa llevaba más de diez años trabajando con el esqueleto de la vacuna, pero con otros virus.

La publicación se puede ver en este enlace