Con la presencia online del rector de la Pontificia Universidad Católica de Chile (PUC), Ignacio Sánchez, se llevó a cabo la ceremonia de ingreso a la Academia Chilena de Medicina, del Dr. Marco Arrese Jiménez, subdirector del Centro de Envejecimiento y Regeneración de la PUC, Centro UC CARE Chile, como Miembro de Número, en reconocimiento a su destacada trayectoria profesional y su contribución al progreso de la medicina del país.

El Dr. Marco Arrese durante su intervención al ser recibido como Miembro de Número en la Academia Chilena de Medicina.

La ceremonia se llevó a cabo en forma telemática debido a las medidas de confinamiento vigentes para enfrentar la pandemia y se transmitió en directo vía YouTube, encabezada por el Dr. Rodolfo Armas Merino, presidente de la Academia Chilena de Medicina.

El trabajo de incorporación del Dr. Marco Arrese se tituló “Un viaje de 30 años por la Hepatología” y el discurso de recepción estuvo a cargo del Dr. Humberto Reyes Budelovsky.

Al iniciar sus palabras el Dr. Arrese agradeció “la enorme distinción de nombrarme Miembro de Número de esta noble institución“. Agregó que “tomo esta distinción con honesta humildad, sinceramente”. “Hay mucho por hacer, por aprender -dijo-, y sobre todo procurar que nuestro trabajo impacte en la salud y bienestar de las personas de nuestro país“.

El Dr. Arrese se refirió luego a  su viaje de 30 años como médico especializado en Hepatología, disciplina que se dedica al estudio de las enfermedades del hígado en todas sus dimensiones, a su fisiología y su patología. Pero su desarrollo, explicó, es relativamente reciente, desde 1940 en adelante y ha tenido, desde los años 60, un explosivo crecimiento, con la realización rutinaria del trasplante hepático.

El subdirector del Centro UC CARE Chile destacó también las figuras señeras de esta disciplina y los hitos en los últimos 50 años, como el desarrollo del trasplante hepático, que pasó de ser un procedimiento muy experimental en los 60 a ser un procedimiento rutinario. 

Destacó también los avances en el manejo de cirrosis y en oncología hepática, que han sido constantes y están logrando mejorar la sobrevida de los pacientes con enfermedades hepáticas crónicas y de aquellos con cáncer hepático.

Asimismo, resaltó la investigación en el área del hígado graso no alcohólico, “mi enfermedad favorita”, que ha sido también notable en estas décadas.

Manifestó que “el reconocimiento de la Hepatología en diferentes escenarios, incluido el universitario, generan el concepto de Hepatología Académica, que para mí ha sido una idea con encanto que he seguido a lo largo de los años“. Y explicó que este concepto de hepatólogo académico “se trata de un especialista en enfermedades del hígado, que tiene experticia en trasplantes y hepatitis virales, cuya práctica involucra, con énfasis variables, la asistencia (ver pacientes, lo central de la medicina), pero a la vez hacer docencia (formar personas), e investigar“.

“Usualmente, añadió, un especialista de este tipo se desempeña en el ámbito universitario. Esto puede no ser siempre así, pero es la universidad la que acoge centralmente la investigación“.

Para conocer la intervención completa del Dr. Marco Arrese y el desarrollo íntegro de la ceremonia, se ruega ver el siguiente video: