La científica chilena Patricia Burgos, quien estudia en su laboratorio los blancos celulares y moleculares de la cloroquina, advirtió que, si bien la cloroquina podría tener efectos positivos en pacientes hospitalizados por el Covid-19, su administración doméstica tiene riesgos para la salud. “No es un medicamento inocuo”, afirma en el Diario El Mostrador la investigadora del Centro de Envejecimiento y Regeneración de la Universidad Católica, Cebtro UCCARE Chile, y académica de la Facultad de Medicina y Ciencia de la Universidad San Sebastián.

Estudios en China y Europa, no concluyentes y realizados en medio del brote de infección en ambas latitudes, pusieron a la cloroquina –un antipalúdico utilizado principalmente contra la malaria y el lupus y que está en la Lista de los Medicamentos Esenciales de la OMS– como un posible tratamiento para frenar la pandemia.

Ver nota completa en este enlace

Dra. Patricia Burgos, investigadora del CARE de la Universidad Católica y académica de la Universidad San Sebastián.

.

 

.